Blog

¿Cómo contribuye la normalización a los ODS?

ODS y normalización tienen una relación fundamental debido a que la que las definición de normativas correctas contribuye la consecución de los ODS

Importancia de los ODS

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) fueron propuestos en 2015 por los 193 Estados Miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Se trata de 17 objetivos que abogan por la transformación del mundo mediante un desarrollo social, ambiental y económico sostenible, equitativo e inclusivo.

Los ODS quedan recogidos en la denominada Agenda 2030, un plan de acción para el planeta, las personas y la prosperidad en base al desarrollo sostenible. Se trata de una oportunidad para que los países y sus sociedades emprendan un camino mejor gracias a la eliminación de las desigualdades, de la pobreza y la preservación del medioambiente. La concienciación y colaboración de toda la sociedad, personas y organizaciones es necesaria para poder alcanzar estos ambiciosos objetivos.

Los 17 ODS se integran entre sí, se complementan unos con otros. Esto es así porque el desarrollo debe ser equilibrado entre las áreas social, medioambiental y económica. Además, es un hecho que las intervenciones realizadas en un área tienen repercusiones en los resultados de otra.

Entendiendo la normalización

Este término hace referencia a la actividad encaminada a la elaboración de toda una serie de normas y documentos voluntarios donde quedan recogidas las especificaciones técnicas de uso sistemático desarrolladas por las distintas partes interesadas.

Las normas técnicas o normalización proporcionan instrucciones a las organizaciones en materia de servicios, productos, materiales, sistemas y procesos. Estas normas, desarrolladas por la Organización Internacional de Normalización (ISO según las siglas en castellano) están basadas en el consenso. Establecen directrices para la puesta en práctica y la evaluación de procedimientos, planteando tanto criterios medibles como instrumentos para verificar su correcto cumplimiento.

En España la entidad legalmente responsable del desarrollo de las normas técnicas es la Asociación Española de Normalización (UNE).

Organizaciones y desarrollo sostenible

Hoy en día las organizaciones de todo el mundo comienzan a concienciarse sobre la importancia de llevar a cabo sus respectivas actividades de manera sostenible para poder asegurar su propia viabilidad a largo plazo.

Conseguir este desarrollo sostenible supone satisfacer las necesidades del presente respetando el equilibrio entre los sistemas social, económico y ambiental; además de no comprometer la satisfacción de las necesidades de las futuras generaciones.

La normalización provee a las organizaciones de directrices y acciones que llevar a cabo para mejorar su sostenibilidad. Todas aquellas organizaciones que se interesan por el cumplimiento de las normas técnicas demuestran su compromiso con el desarrollo sostenible y el logro de los ODS.

Podríamos resumir entonces que los ODS y la normalización tienen una relación directa: las normas técnicas se desarrollan para orientar las estrategias organizacionales hacia la consecución de los ODS. Por ejemplo, las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) pueden jugar un papel muy importante para conseguir cada uno de los ODS. Se puede aplicar la tecnología blockchain para mejorar las cadenas de suministro de alimentos, la inteligencia artificial para revertir el contagio de enfermedades o reducir el plástico en los océanos recompensando digitalmente el reciclaje (PlasticBanks).

Respecto al ámbito económico, la normalización facilita las posibilidades del comercio internacional al eliminar, o al menos minimizar, las barreras técnicas mientras que se homogeneízan las condiciones y las calidades de los productos.

En cuanto al ámbito social encontramos que se promueve la salud y bienestar de los ciudadanos, particularmente de los más vulnerables como mujeres, ancianos y niños en los países en vías de desarrollo.

En el ámbito del Medio Ambiente se promueven los conceptos de sostenibilidad y economía circular con vistas a la adopción de acciones que permitan minimizar el impacto ambiental.

La Asociación Española de Normalización (UNE), anunció en su Asamblea General del ejercicio 2018 que actualmente más de 4.000 normas UNE ISO del catálogo español (que tiene alrededor de 33.000 estándares), ayudan a las empresas a conseguir los 17 ODS. En esa misma reunión la UNE presentó su Plan Estratégico para el período 2019-2021, cuyo principal objetivo es ayudar a las empresas y a las Administraciones públicas a impulsar la aplicación de las normas que necesitan para enfrentar todos sus desafíos.

El mundo actual pone a las empresas frente a estructuras políticas, económicas y sociales cambiantes y bastante complejas. En este contexto las normas técnicas son un soporte para que las Administraciones públicas y empresas superen de forma exitosa sus retos en áreas como la digitalización, la innovación, la formación, la responsabilidad social o las exportaciones. La puesta en marcha de la normalización constituye un elemento que permite a las empresas orientarse en el intercambio de bienes y servicios, y que promueve la cooperación en las esferas científica, intelectual, económica y tecnológica.

Ejemplificaciones de la contribución de las normas a los ODS

Como se ha mencionado en los párrafos anteriores, los estándares ISO facilitan el logro de los ODS. A continuación, se va a entrar a explicar en profundidad algunas normas UNE ISO que están particularmente relacionadas con los objetivos de desarrollo sostenible.

Por un lado, queremos mencionar la UNE ISO 20400. Esta norma está orientada a las compras sostenibles. Aporta a las organizaciones las directrices a seguir para integrar la sostenibilidad tanto en las estrategias de compras como en los procesos empresariales. Para ello define los principios de la sostenibilidad de las compras en diferentes aspectos: contabilidad, cumplimiento de derechos humanos, transparencia y ética en el comportamiento. La adquisición sostenible conlleva que las compras sean, de un lado, beneficiosas para la organización, pero al mismo tiempo, ventajosas tanto para la sociedad.

También comentar la UNE ISO 37001. Esta norma se orienta hacia los sistemas de gestión antisoborno. Tiene el ambicioso objetivo de ayudar a reducir la corrupción y el soborno en todas sus formas (ODS 16.5), donde el sector privado tiene un importante papel. Resolviendo este aspecto de una manera eficaz se podría garantizar un comercio mas justo, así como cadenas de suministro mejores y más éticas.

Por otro lado, encontramos la UNE ISO 26000, que está orientada al establecimiento de una guía para la responsabilidad social corporativa. Esta norma ofrece orientación práctica a cualquier organización localizada en cualquier parte del mundo que quiera contribuir al desarrollo sostenible. Concretamente esta normativa facilita a las empresas a conseguir los siguientes aspectos.

  • Entender cómo la propia organización tiene impacto en la sociedad, valorar qué tipo de impacto es y enfocar dicho impacto hacia el desarrollo sostenible
  • Identificar e involucrarse con las partes interesadas pertinentes (clientes, proveedores, empresas de suministro, etc.) y respetar tanto el trabajo como las expectativas de las mismas
  • Definir qué temas resultan urgentes e importantes para poder establecer prioridades y abordarlos con eficacia y eficiencia
  • Cumplir con las leyes y ser coherente con lo indicado por la normativa internacional de comportamiento
  • Tener un comportamiento responsable en todas las partes de la empresa así como en las relaciones de la misma

La normativa en este contexto no solo facilita a las organizaciones la identificación y la reducción de sus  impactos más importantes en la sociedad, sino que además, las acciones recomendadas van en la misma línea que las normas de comportamiento internacionales (la Declaración de los Derechos Humanos de la ONU y los convenios propuestos por la Organización Internacional del Trabajo sobre prácticas laborales).

Nuestro último ejemplo de norma que contribuye a la normalización de los ODS es la UNE ISO 14001. Se trata del más famoso estándar de carácter ambiental orientado al establecimiento de un sistema de gestión. Su interés principal es promover la sostenibilidad del medio ambiente ofreciendo ayuda a las organizaciones para que puedan aprender a conocer y a gestionar sus impactos en el mismo.

La serie de normas ISO 14000 facilitan a las empresas un marco claro de referencia para proteger al ambiente y responder con eficacia a las condiciones ambientales cambiantes mientras guardan el equilibrio con las necesidades socioeconómicas del mercado y la propia organización.

Las normas de esta sección son, básicamente, herramientas prácticas para que las organizaciones de todo tipo aprendan a gestionar sus responsabilidades ambientales. La ISO 14001 se puede ver desde dos perspectivas: la general y la particular. En particular esta norma específica las necesidades que tiene un sistema de gestión ambiental.

En general pretende especificar los requisitos para que un sistema de gestión ambiental sea eficaz, permitiendo a una organización desarrollar e implementar políticas y objetivos ambientales teniendo en cuenta los requisitos legales y la información sobre los aspectos ambientales significativos.

En resumen, se puede decir que esta norma ha sido formulada con la principal intención de ser aplicable a cualquier empresa. Todos los tipos y tamaños de organizaciones pueden aplicar esta norma ya que es posible ajustarla a las diversas condiciones tanto geográficas como sociales y culturales.

Aunque estos son claros ejemplos sobre cómo la normalización contribuye al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, bien es cierto que sería posible explicar de la misma manera cómo todas y cada una de las normas UNE ISO ayuda, en su medida, a esta finalidad.

En definitiva, lo que desde aquí se ha querido mostrar es la gran importancia de las normas técnicas para el eficaz desarrollo sostenible tanto de las organizaciones como de la sociedad en su totalidad.